Null LUCIENNE ANTOINETTE HEUVELMANS(París, 1881 - 1944).

"Niño Baco", c. 1930.
…
Descripción

LUCIENNE ANTOINETTE HEUVELMANS(París, 1881 - 1944). "Niño Baco", c. 1930. Bronce pavonado. Presenta sello de fundición Colin/París. Firmado. Medidas: 43 x 48 x 23 cm. Obra editada a partir del original en yeso realizado por Heuvelmans en 1928. Escultora, pintora e ilustradora francesa activa entre finales del siglo XIX y la primera mitad del XX, Lucienne Heuvelmans era hija de un ebanista diseñador y artístico y de una modista, ambos de origen belga. Comenzó su formación asistiendo a cursos nocturnos de escultura, para pasar después a la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes, donde tuvo como maestros a Laurent Marqueste, Emmauel Hannaux y Denys Puech. En 1922 se convirtió en la primera mujer en obtener el Gran Premio de Roma, lo que le permitió ampliar su formación en la capital italiana, donde permaneció en la Villa Médicis entre 1912 y 1914. A su regreso a Francia, comenzó su carrera docente como profesora de dibujo en las Écoles de la Ville de París. Al mismo tiempo, comenzó a dar a conocer su obra participando regularmente en los Salones de Artistas Franceses celebrados en París, donde ya había obtenido una mención honorífica en 1907, antes de su viaje a Italia. En 1921 obtuvo de nuevo una medalla de bronce. También participó en el Salon des Artistes Décorateurs celebrado en el Grand Palais de París entre 1926 y 1933. También colaboró con la Manufacture de Sèvres entre 1924 y 1926, y ese último año fue distinguida con la insignia de Caballero de la Legión de Honor francesa. Durante este periodo también realizó un importante encargo para la Villa de París para los jardines de su pabellón en la Exposición Internacional de Artes Decorativas de 1925, el grupo monumental de piedra "Ilusiones y pena". Sin embargo, en los años anteriores ya había realizado otros encargos oficiales, como la "Pax Armata", un mármol encargado por el Estado para el Museo de la Marina (1917), o el busto de mármol de "Albert de Mun", también encargado por el Estado, en este caso para la Asamblea Nacional de Francia (1923). A principios de la década de 1930, sin embargo, Heuvelmans abandonó la ajetreada vida parisina para instalarse en la localidad bretona de Saint-Cast-le-Guildo, dejando atrás los trabajos decorativos para centrarse en temas religiosos y mitológicos, con obras como "Santa Teresa con los brazos abiertos bajo una lluvia de rosas" (1930), para la iglesia de Pleurtuit. Aunque fue reconocida principalmente por su trabajo como escultora, cuyas obras se difundieron ampliamente a través de piezas de bronce de tamaño medio, también realizó ilustraciones para diversas obras poéticas. Las obras de Lucienne Heuvelmans se conservan actualmente en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París, el Círculo Militar de la misma ciudad, la Asamblea Nacional de Francia y otras colecciones públicas y privadas.

17 

LUCIENNE ANTOINETTE HEUVELMANS(París, 1881 - 1944). "Niño Baco", c. 1930. Bronce pavonado. Presenta sello de fundición Colin/París. Firmado. Medidas: 43 x 48 x 23 cm. Obra editada a partir del original en yeso realizado por Heuvelmans en 1928. Escultora, pintora e ilustradora francesa activa entre finales del siglo XIX y la primera mitad del XX, Lucienne Heuvelmans era hija de un ebanista diseñador y artístico y de una modista, ambos de origen belga. Comenzó su formación asistiendo a cursos nocturnos de escultura, para pasar después a la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes, donde tuvo como maestros a Laurent Marqueste, Emmauel Hannaux y Denys Puech. En 1922 se convirtió en la primera mujer en obtener el Gran Premio de Roma, lo que le permitió ampliar su formación en la capital italiana, donde permaneció en la Villa Médicis entre 1912 y 1914. A su regreso a Francia, comenzó su carrera docente como profesora de dibujo en las Écoles de la Ville de París. Al mismo tiempo, comenzó a dar a conocer su obra participando regularmente en los Salones de Artistas Franceses celebrados en París, donde ya había obtenido una mención honorífica en 1907, antes de su viaje a Italia. En 1921 obtuvo de nuevo una medalla de bronce. También participó en el Salon des Artistes Décorateurs celebrado en el Grand Palais de París entre 1926 y 1933. También colaboró con la Manufacture de Sèvres entre 1924 y 1926, y ese último año fue distinguida con la insignia de Caballero de la Legión de Honor francesa. Durante este periodo también realizó un importante encargo para la Villa de París para los jardines de su pabellón en la Exposición Internacional de Artes Decorativas de 1925, el grupo monumental de piedra "Ilusiones y pena". Sin embargo, en los años anteriores ya había realizado otros encargos oficiales, como la "Pax Armata", un mármol encargado por el Estado para el Museo de la Marina (1917), o el busto de mármol de "Albert de Mun", también encargado por el Estado, en este caso para la Asamblea Nacional de Francia (1923). A principios de la década de 1930, sin embargo, Heuvelmans abandonó la ajetreada vida parisina para instalarse en la localidad bretona de Saint-Cast-le-Guildo, dejando atrás los trabajos decorativos para centrarse en temas religiosos y mitológicos, con obras como "Santa Teresa con los brazos abiertos bajo una lluvia de rosas" (1930), para la iglesia de Pleurtuit. Aunque fue reconocida principalmente por su trabajo como escultora, cuyas obras se difundieron ampliamente a través de piezas de bronce de tamaño medio, también realizó ilustraciones para diversas obras poéticas. Las obras de Lucienne Heuvelmans se conservan actualmente en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París, el Círculo Militar de la misma ciudad, la Asamblea Nacional de Francia y otras colecciones públicas y privadas.

Las pujas estan cerradas para este lote. Ver los resultados